¿Qué pasa si le echo agua a la pintura?

Agregar agua a la pintura puede tener un impacto en la textura, la cobertura y el tiempo de secado de la pintura. Si agregas demasiada agua, la pintura puede volverse demasiado delgada y no adherirse correctamente a la superficie. Además, el tiempo de secado de la pintura puede ser más largo, lo que puede provocar goteos o deslizamientos. Sin embargo, si agregas la cantidad adecuada de agua, puede ayudar a la pintura a extenderse de manera más uniforme y a proporcionar un acabado suave.

Scroll al inicio