¿Se puede pintar chapa galvanizada con esmalte sintético

¿Se puede pintar chapa galvanizada con esmalte sintético?.

Sí, es posible pintar chapa galvanizada con esmalte sintético porque el esmalte sintético es una pintura de secado al aire que se utiliza comúnmente para pintar metal o acero y como la chapa galvanizada es un tipo de acero revestido con una capa delgada de zinc, pintar la con esmalte sintético la protegerá de la oxidación y la corrosión. 

Antes de comenzar a pintar, es importante preparar adecuadamente la superficie de la chapa galvanizada.

 Esto incluye limpiar la chapa con un producto químico especial como el disolvente o el quitagrasas, para eliminar cualquier resto de grasa o suciedad. 

También puede ser necesario aplicar un sellador o imprimación especial para chapa galvanizada para mejorar la adherencia del esmalte sintético.

Una vez que la superficie esté preparada, puedes comenzar a aplicar el esmalte sintético siguiendo las instrucciones del fabricante.

 Asegúrate de seguir las recomendaciones de secado y de aplicar varias capas delgadas en lugar de una sola capa gruesa para obtener un acabado uniforme y duradero.

Es importante tener en cuenta que la pintura no durará tanto como la capa de zinc en la chapa galvanizada, por lo que es posible que tengas que repintar la superficie con el tiempo. 

Sin embargo, si se aplica adecuadamente, el esmalte sintético puede proporcionar una buena protección temporal contra la corrosión y la oxidación en la chapa galvanizada.

¿Qué pintura se usa para pintar chapa galvanizada?

Para pintar chapa galvanizada, se puede utilizar cualquier tipo de pintura diseñada para proteger el hierro o metal como:

  • Esmaltes sintéticos.
  • Esmaltes sintéticos antioxidantes.
  • Esmaltes sintéticos con poliuretano.

La elección de estos tres tipos de pintura dependerá del uso final de la chapa galvanizada y del entorno en el que se vaya a situar. 

Por este motivo te explico en qué consiste cada uno de ellos.

Esmaltes sintéticos

Los esmaltes sintéticos son una opción muy  popular para pintar chapa galvanizada, ya que garantizan una buena protección y un secado rápido, pero si la chapa va a estar expuesta a la intemperie durante largos periodos de tiempo y va a aguantar los rayos del sol y el agua de lluvia yo no la utilizaría, pues los esmaltes sintéticos comunes no contienen antioxidante y estos no podrán prevenir la aparición de óxido.

Por lo tanto, si la chapa galvanizada que quieres pintar va estar en el interior de casa píntala con este tipo de esmalte. “Es la más barata”.

Esmaltes sintéticos antioxidantes.

Esta opción es la mejor de las tres si quieres pintar una chapa que vaya a estar expuesta a los rayos de sol y a la lluvia, pues el esmalte antioxidante evitara la aparición de óxido y su corrosión.

 Además, no tendrás que preocuparte de la temperatura que coja la chapà por estar expuesta al sol, pues estos esmaltes aguantan altas temperaturas.

 Por último, ten paciencia pues su secado es más lento.

Esmaltes sintéticos con poliuretano.

Los esmaltes sintéticos con poliuretano son otra opción para pintar chapa galvanizada, ya que son una buena elección si se busca resistencia a la abrasión y a los productos químicos.

Tienen una adherencia excelente a la superficie. Sin embargo, son más difíciles de aplicar que otros tipos de pintura y requieren un secado muy prolongado.

Es importante seguir las instrucciones del fabricante al utilizar este tipo de pintura pues son de la clase llamada dos componentes y tendrás que  asegurarte de preparar adecuadamente la pintura mezclando sus componentes y la superficie antes de aplicar la pintura.

 También es recomendable aplicar varias capas delgadas en lugar de una sola capa gruesa para obtener un acabado uniforme y duradero.

“Es la opción más cara”.

¿Cómo se limpia la chapa galvanizada?

Para pintar la chapa galvanizada deberás primero preparar la superficie de toda la chapa limpiandola y dejándola en buenas condiciones para que el esmalte se adhiera bien y así prolongar su vida útil.

Elimina cualquier suciedad o restos de grasa que se hayan acumulado en su superficie.

Una forma de limpiar la chapa galvanizada es usando un detergente suave y agua tibia. 

Puedes mezclar un poco de detergente líquido con agua tibia en un recipiente y usar un paño suave o una esponja para frotar la chapa con la solución.

 A continuación, enjuaga bien la chapa con agua limpia y seca la superficie con un paño suave o papel.

Otra opción, si ves que la suciedad se te resiste  es utilizar un producto químico como el disolvente o el quitagrasas para limpiar la chapa galvanizada.

Estos productos suelen ser más efectivos para eliminar la grasa y la suciedad acumulada en la superficie, pero es importante seguir las instrucciones del fabricante y utilizar guantes y gafas de seguridad al manipularlos.

También, puede utilizar una solución de vinagre blanco diluido con agua para eliminar manchas difíciles de la chapa galvanizada.

 Mezcla una parte de vinagre blanco con tres partes de agua y utiliza un paño o una esponja para frotar la solución sobre la chapa. 

A continuación, enjuaga bien la chapa con agua limpia y seca la superficie con un paño.

Si se diera el caso que la chapa tuviese algo de óxido, es importante evitar utilizar cepillos de cerdas duras para limpiar la chapa galvanizada, ya que pueden dañar la capa de zinc y reducir la protección contra la oxidación y la corrosión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio